Invernáculo

El vivero forestal del AUSMA es utilizado para realizar docencia, investigación y extensión. Cuenta con un invernadero de 168 m2, con estructura de acero galvanizado, techo de policarbonato y sistema automático de apertura y cierre de cortinas laterales. También dispone de sistema de riego presurizado con microaspersores. La capacidad del invernadero permite producir 30.000 plantas por ciclo. Además, dentro del invernadero se encuentran 4 camas de enraizamiento, para propagación vegetativa, que cuentan con una serpentina que hace circular agua caliente y una doble cubierta de polietileno.

 

Las especies cultivadas en el vivero, tanto en la producción por semillas como en la producción por estacas, son especies nativas del bosque andino patagónico, tanto forestales como arbustivas y del sotobosque. Entre ellas podemos nombrar a todas las especies de Nothofagus como roble pellín, raulí, ñire, lenga y coihue; y otras como maitén, radal, notro, chacay, chilco, etc. También se producen algunas especies forestales exóticas utilizadas en la zona con fines productivos, como pino oregón y pino ponderosa entre otras. Junto al invernadero, está instalado un estaquero de sauce criollo (Salix humboldtiana), el único sauce nativo de Argentina, y en peligro de extinción local. El estaquero cuenta con 8 clones, y las estacas producidas en el mismo se están utilizando para repoblar algunos sitios de Neuquén.